Ultrasonido

Pague solamente un co-pago del 25% en sus exámenes de radiología y laboratorio con el Plan Médico Santa Fe.

Sobre el examen

Un ultrasonido o ecografía es un procedimiento que utiliza ondas sonoras de alta frecuencia para crear una imagen de una parte del interior del cuerpo.

Los estudios los hacemos con la última tecnología en ultrasonido, el Philips Affiniti 70 US.

Se puede usar una ecografía para monitorear a su bebé en la panza, diagnosticar una afección o guiar a un cirujano durante ciertos procedimientos.

Se utiliza un pequeño dispositivo llamado sonda de ultrasonido, que emite ondas de sonido de alta frecuencia para hacer una imagen en un monitor en tiempo real.

La mayoría de los ultrasonidos duran entre 15 y 45 minutos.

Es posible que se le informen los resultados poco después del estudio, pero en la mayoría de los casos las imágenes serán analizadas por uno de nuestros médicos radiólogos y se le enviará un informe a usted o a su médico unos 2 días después o para su próxima cita.

No se conocen riesgos por ultrasonido ya que no implican radiación.

Nuestro Departamento de Radiología cuenta con el equipo Affinity 706 de Philips.

Prepararse para un ultrasonido

Antes de realizar algunos estudios por ultrasonido, se le puede pedir que siga ciertas instrucciones para mejorar la calidad de imagen. Por ejemplo, se le puede aconsejar que:

  • beba agua y no vaya al baño hasta después del estudio; esto puede ser necesario antes de realizar un estudio de su bebé o de su área pélvica
  • evite comer durante 8 horas antes del estudio; esto puede ser necesario antes de un estudio de su sistema digestivo, incluido el hígado y la vesícula biliar

Dependiendo del área del cuerpo que esté siendo examinado, el hospital puede pedirle que se quite alguna vestimenta y use una bata del hospital.

Dígale al radiólogo si se siente ansioso antes de hacerse el estudio. Pueden ayudarlo a sentirse tranquilo y, si es necesario, puede organizar para usted un sedante (medicamento de relajación).

En algunos casos, también puede recibir una inyección de una sustancia inofensiva llamada agente de contraste antes del estudio, ya que esto puede hacer que las imágenes sean más claras.

Después del estudio

En la mayoría de los casos, no hay secuelas y puede irse a casa poco después de que finalice el estudio. Si no se usó un sedante, puede conducir, comer, beber y volver a sus otras actividades normales de inmediato.