Rayos-X o Radiografía

Pague solamente un co-pago del 25% en sus exámenes de radiología y laboratorio con el Plan Médico Santa Fe.

Sobre el examen

Una radiografía es un procedimiento rápido y sin dolor comúnmente utilizado para producir imágenes del interior del cuerpo. Es una forma muy efectiva de observar los huesos y se puede usar para ayudar a detectar una variedad de condiciones.

Nuestro Departamento de Radiología cuenta con dos máquinas Philips de Rayos-X y el tiempo de espera por lo general es poco.

 ¿Cómo prepararse para una radiografía?

Generalmente no necesita hacer nada especial para prepararse para una radiografía. Puede comer y beber con normalidad de antemano y puede continuar tomando sus medicamentos habituales.

Sin embargo, es posible que tenga que dejar de tomar ciertos medicamentos y evitar comer y beber durante unas horas si se le realiza una radiografía que usa un agente de contraste (vea fluoroscopia).

Para todas las radiografías, debe informar al hospital si está embarazada. Normalmente, las radiografías no se recomiendan para mujeres embarazadas a menos que sea una emergencia y se tomarán las precauciones adecuadas.

Es una buena idea usar ropa suelta y cómoda, ya que puede ser capaz de llevar estos durante la radiografía. Trate de evitar el uso de joyas y ropa que contenga metal (como el zipper), ya que estas tendrán que ser removidos. De ser así, se le proporcionará una bata para que se cambie.

¿Son seguros los rayos X?

Las personas a menudo se preocupan por estar expuestas a la radiación durante una radiografía. Sin embargo, la parte del cuerpo que se está examinando solo estará expuesta a un nivel bajo de radiación por una fracción de segundo.

Estar expuesto a los rayos X conlleva el riesgo de causar cáncer, pero se cree que este riesgo es muy pequeño. Por ejemplo, una radiografía es equivalente a unos pocos días de radiación solar normal, y tiene menos de 1/millón de probabilidades de causar cáncer.

Los beneficios y riesgos de tener una radiografía se valoran antes de que se le recomiende. Si tiene alguna inquietud, hable con su médico o radiólogo de antemano acerca de los posibles riesgos.