El día de la operación

Pague solamente un co-pago del 25% en sus exámenes de radiología y laboratorio con el Plan Médico Santa Fe.

Su Orden de Admisión le indicará la fecha de su operación y el nombre del médico encargado. Es preferible que usted llegue dos horas antes para llenar su expediente y ser admitido al salón de operaciones.

Es importante que venga con un acompañante o familiar.

Cuando llegue, vaya al área de Admisión en Planta Baja, donde lo admitirán al hospital y le darán unos documentos que usted debe leer detenidamente y firmar.

También le darán un brazalete de identidad o marquilla que deberá llevar durante su estancia en el hospital.

Varias personas pueden hacerle las mismas preguntas. Estas pueden ser la enfermera, la asistente de anestesia, la anestesióloga y la jefa del salón.  Esto es rutinario y asegura que la información esté verificada y disponible.

Algunas preguntas pueden ser:

  • Su nombre completo y cédula
  • ¿Qué cirugía le van hacer y en que área del cuerpo?
  • ¿Es alérgico a algún medicamento o algún alimento?
  • ¿Toma medicamentos para la presión o el sistema nervioso?
  • ¿Toma algún otro medicamento?
  • ¿Cuándo fue la última vez que comió o bebió algo?

Tome cualquier medicamento que su médico le haya pedido que tome antes de la cirugía. Sin embargo, si normalmente toma comprimidos o insulina para la diabetes, asegúrese de discutir esto con su especialista lo antes posible antes de su operación.

Se le preguntará si es alérgico a cualquier medicamento o si algún familiar ha tenido algún problema con un anestésico, para que se puedan tomar las precauciones adecuadas.

Visitas y compañía

La familia o los amigos suelen quedarse con usted hasta que entre al área de preparación, luego lo esperarán en la sala de espera.

En el Hospital Santa Fe un familiar o amigo puede pasar la noche con usted en la habitación. El horario de visitas termina a las 9:00 pm. Acuérdese que es muy importante estar tranquilo y descansar.

Momentos antes de la operación

Pasará al área de preparación y se le pedirá que se cambie a una bata de hospital y le explicarán los detalles de la operación. Si tiene alguna prótesis removible, es importante que se la quite.

En ciertos casos, una canalización – una aguja conectada a un goteo – será inyectada en su brazo, permitiendo que los líquidos y la medicina sean suministrados mientras usted está bajo anestesia.

Anestesia

Se le administrará un anestésico, para que no sienta ningún dolor durante la operación.

Un anestésico general será necesario para una operación importante, lo que significa que usted estará dormido durante toda la operación. Se le administrará a usted a través de una inyección o gas, que usted respira a través de una máscara.

No hay necesidad de estar ansioso por recibir una anestesia general: el anestesiólogo estará a su lado todo el tiempo que esté dormido, vigilándolo cuidadosamente, y estará allí cuando se despierte.

Si usted no necesita ser puesto a dormir, le darán un anestésico regional. Esto significa que usted estará consciente en todo momento, pero no sentirá ningún dolor. Así mismo puede ser un anestésico local, donde una pequeña área de su cuerpo es anestesiada con una epidural o raquídea, que reducen la sensación en algunas áreas del cuerpo.