Volver a la normalidad después de una cirugía

Pague solamente un co-pago del 25% en sus exámenes de radiología y laboratorio con el Plan Médico Santa Fe.

No se sorprenda si se siente mareado o cansado cuando llegue a casa, especialmente si ha tenido una operación importante o una anestesia general.

Es importante empezar a moverse lo antes posible después de una cirugía y seguir los consejos de su médico para volver a estar activo. Esto ayudará a su sangre a fluir, a sus heridas sanar y aumentará la fuerza en sus músculos.

En general, trate de volver a su rutina normal tan pronto como sea posible. Utilice esto como una oportunidad para comenzar de nuevo: comer más sano, hacer ejercicio para mantenerse en forma y dejar de fumar si fuma.

Sin embargo usted debe permanecer en casa hasta su primera visita con su médico tratante. Usted no debe cocinar ya que el calor de la cocina puede provocar una infección. Tampoco debe dedicarse a barrer y limpiar ya que corre el riesgo de pescar una infección al hacerlo. Durante la cita de seguimiento se evaluará su evolución.

Si usted tiene una venda en el área operada, siga las instrucciones que su enfermera le dio para cuidar su herida en su casa.

¿Cómo saber si usted puede tener un coágulo de sangre?

Los signos para tener en cuenta después de su operación incluyen:
• dolor, hinchazón y sensibilidad en una de sus piernas (generalmente su pantorrilla)
• un dolor intenso en la zona afectada
• piel caliente en el área del coágulo
• piel roja, sobre todo en la parte de atrás de la pierna por debajo de la rodilla

Si experimenta cualquiera de estos síntomas puede que tenga trombosis venosa profunda (TVP). En algunos casos, puede no haber síntomas de TVP.

La TVP generalmente (aunque no siempre) afecta a una pierna. El dolor puede ser peor cuando usted dobla su pie hacia arriba hacia su rodilla.

Si experimenta algunos de estos síntomas busque asistencia médica inmediatamente.

¿Cómo saber si tiene una infección respiratoria?

Esté pendiente de su función respiratoria. Si cuando hace sus actividades diarias tiene la sensación de falta de aire o malestar general, consulte a su médico tratante.

Recuperación

Su médico le dará una idea de cuánto tiempo tomará para volver a la normalidad.
Como una guía aproximada, le tomará alrededor de una semana para recuperarse de una operación simple y unos meses para recuperarse de una operación importante, como un reemplazo de cadera.