Tomografía Computarizada o CAT

Pague solamente un co-pago del 25% en sus exámenes de radiología y laboratorio con el Plan Médico Santa Fe.

Sobre el examen

La tomografía computarizada o CAT utiliza rayos X y una computadora para crear imágenes detalladas del interior del cuerpo.

Se llevan a cabo en el Departamento de Radiología por radiólogos especialmente entrenados y se pueden hacer durante una breve visita al hospital.

Nuestro nuevo tomógrafo o CAT es el Philips Brilliance CT de 64 cortes.

Prepararse para una tomografía computarizada

Se le aconseja no comer nada durante 12 horas antes de su cita, para ayudar a garantizar imágenes claras.

Debe comunicar al radiólogo si tiene alergias o problemas renales, o si está tomando medicamentos para la diabetes, ya que es posible que se deban hacer arreglos especiales.

También debe informar al hospital si está embarazada. Por lo general, las tomografías computarizadas no se recomiendan para mujeres embarazadas a menos que sea una emergencia, ya que existe una pequeña posibilidad de que las radiografías puedan dañar a su bebé.

Es una buena idea venir con ropa suelta y cómoda, ya que puede usarlas durante el examen. Trate de evitar el uso de joyas y ropa que contengan metal (como zippers), ya que estos tendrán que ser removidos.

Antes del examen

Antes de realizar el examen, se le puede administrar un tinte especial llamado contraste para ayudar a mejorar la calidad de las imágenes. Esto se puede tragar en forma de una bebida, por un enema o se inyecta en la sangre.

Dígale al radiólogo si se siente ansioso o sufre de claustrofobia antes de hacerse el examen. Pueden ayudarlo a sentirse tranquilo y, si es necesario, puede organizar para usted un sedante (medicamento de relajación).

Antes del estudio, es posible que se le pida que se quite la ropa y se ponga una bata. También se le pedirá que se quite cualquier metal, como joyas, ya que el metal interfiere con el equipo.

Durante el examen

El radiólogo operará el escáner desde otra habitación. Mientras se realiza el examen, podrá escuchar y hablar con ellos a través de un intercomunicador.

Mientras se toma cada imagen, necesitará estar muy quieto y respirar normalmente. Esto garantiza que las imágenes no estén borrosas. Se le puede pedir que respire, exhale o contenga la respiración en ciertos momentos.

El examen usualmente demorará entre 10 y 20 minutos.

Después del examen

No debe experimentar efectos posteriores y, por lo general, puede irse a casa poco después. Puedes comer y beber, ir a trabajar y conducir de manera normal.

Si se usó un contraste, se le aconsejará que espere hasta una hora en el hospital para asegurarse de que no reaccionó mal (vea más abajo). El contraste normalmente es completamente inofensivo y se expulsará de su cuerpo en su orina.

Los resultados de su examen generalmente no estarán disponibles de inmediato. Una computadora necesitará procesar la información, que luego será analizada por uno de nuestros radiólogos (un especialista en la interpretación de imágenes del cuerpo).

Después de analizar las imágenes, el radiólogo redactará un informe y lo enviará a su médico, para que puedan discutir los resultados con usted. Esto normalmente demora unos 2 días.

Riesgos

Existe un pequeño riesgo de que pueda tener una reacción alérgica al contraste usado.

En general, la cantidad de radiación a la que está expuesto durante cada estudio es equivalente a unos pocos meses o algunos años de radiación natural. Las tomografías computarizadas podrían aumentar levemente sus probabilidades de desarrollar cáncer muchos años después, aunque se cree que este riesgo es muy pequeño (menos de 1 en 2,000).