Resección transuretral de la próstata (RTUP)

Pague solamente un co-pago del 25% en sus exámenes de radiología y laboratorio con el Plan Médico Santa Fe.

Generalidades

Una resección transuretral de la próstata (RTUP) es un procedimiento quirúrgico que consiste en cortar una sección de la próstata.

La próstata es una pequeña glándula en la pelvis que solo tienen los hombres. Se encuentra entre el pene y la vejiga, y rodea la uretra (el tubo que transporta la orina desde la vejiga hasta el pene).

Si la próstata se agranda, puede ejercer presión sobre la vejiga y la uretra. Esto puede causar síntomas que afectan la micción.

Por qué se realiza

A menudo se recomienda cuando el agrandamiento de la próstata (hiperplasia prostática benigna) causa síntomas molestos y no responde a los medicamentos.

Los síntomas que pueden mejorar incluyen:

  • problemas para comenzar a orinar
  • un flujo de orina débil o detener y comenzar
  • tener que esforzarse para pasar la orina
  • una necesidad frecuente de orinar
  • despertarse frecuentemente durante la noche para orinar (nicturia)
  • un impulso repentino de orinar
  • no poder vaciar completamente su vejiga

Recuperación

Por lo general, deberá permanecer en el hospital de uno a tres días después de su operación.

El catéter utilizado durante la operación se mantendrá en su lugar mientras esté en el hospital porque su uretra estará hinchada y es posible que no pueda orinar normalmente al principio.

Es común sentirse cansado y débil por una semana o dos después de irse a casa. La mayoría de los hombres vuelven a su rutina después de este tiempo, pero tendrá que tomarse las cosas con calma durante cuatro a ocho semanas.

Por lo general, se le recomendará que se mantenga alejado del trabajo y evite levantar objetos pesados, hacer ejercicio extenuante, conducir y tener relaciones sexuales durante al menos algunas semanas.

Es normal tener algunas dificultades para orinar y algo de sangre en la orina durante algunas semanas. Estos problemas deberían mejorar a medida que se recupera, pero debe comunicarse con su médico si está preocupado.

Riesgos

En la mayoría de los casos, la RTUP es un procedimiento seguro y el riesgo de complicaciones graves es muy pequeño.

Sin embargo, muchos hombres que tienen una RTUP pierden la capacidad de eyacular durante el sexo o la masturbación, aunque todavía tienen el placer físico asociado con la eyaculación (el orgasmo). Esto se conoce como eyaculación retrógrada.

Muchos hombres también pierden temporalmente la capacidad de controlar su vejiga (incontinencia urinaria), aunque esto generalmente pasa en unas pocas semanas. En casos raros, puede ser persistente y necesitar tratamiento adicional.

También existe un pequeño riesgo de problemas como la disfunción eréctil, las dificultades para orinar y las infecciones del tracto urinario (ITU).

Lea también

Antes de una cirugía

El día de la operación

Qué sucede después de una cirugía

Volver a la normalidad