Mamografía o Examen de detección de cáncer de mama

Pague solamente un co-pago del 25% en sus exámenes de radiología y laboratorio con el Plan Médico Santa Fe.

Sobre el examen

La detección de cáncer de mama se lleva a cabo en nuestro Departamento de Radiología. El procedimiento lo lleva a cabo un miembro del personal de su mismo sexo.

Durante el examen, sus senos serán radiografiados uno a la vez. El seno se coloca en la máquina de rayos X y se comprime suave pero firmemente con una placa transparente. Se toman dos radiografías de cada seno en diferentes ángulos.

Después de que sus senos hayan sido radiografiados, la mamografía será revisada para detectar cualquier anomalía. Los resultados de la mamografía se le enviarán a usted y a su médico a más tardar 2 días después de su cita.

Si detectamos alguna irregularidad se le llamará de nuevo para una evaluación adicional.

Los beneficios de hacerse una mamografía

La mayoría de los expertos están de acuerdo que la mamografía es beneficiosa para identificar el cáncer de seno temprano. Cuanto antes se encuentre la condición, mejores serán las posibilidades de sobrevivir.

También es menos probable que necesites una mastectomía (extracción de mamas) o quimioterapia si el cáncer de mama se detecta en una etapa temprana.

Los riesgos de una mamografía

Existe una pequeña posibilidad de que reciba un resultado de mamografía negativo cuando el cáncer está presente. La detección mamaria falla en aproximadamente uno de cada 2,500 mujeres evaluadas.

También una mamografía es un tipo de radiografía, y los rayos X pueden, muy rara vez, causar cáncer. Se cree que los beneficios del examen y la detección temprana superan los riesgos de hacerse la mamografía.

Cómo puede prevenir el cáncer de mama

Se le recomienda hacer ejercicio regularmente y una alimentación saludable y equilibrada para todas las mujeres, ya que pueden ayudar a prevenir muchas enfermedades, como enfermedades del corazón, diabetes y muchas formas de cáncer.

Lea sobre qué es una alimentación sana.

Los estudios también han demostrado que las mujeres que amamantan son estadísticamente menos propensas a desarrollar cáncer de seno que las que no lo hacen. Las razones no se comprenden completamente, pero podría ser por que las mujeres no ovulan con regularidad mientras están dando pecho y los niveles de estrógeno se mantienen estables.