Cuidado personal para diabéticos

Pague solamente un co-pago del 25% en sus exámenes de radiología y laboratorio con el Plan Médico Santa Fe.

Si usted tiene diabetes tipo 2, es importante cuidar de su propia salud y bienestar, con el apoyo de las personas involucradas en su atención médica.

Cuidar de su salud hará que el tratamiento de su diabetes sea más fácil y minimice el riesgo de desarrollar complicaciones.

El cuidado personal para la diabetes tipo 2 incluye:

  • Mantener una buena salud física y mental
  • Prevenir enfermedades o accidentes
  • Tratar eficazmente las dolencias menores y las condiciones de largo plazo.

Su peso

Bajar de peso (si tiene sobrepeso) hará que su cuerpo pueda bajar el nivel de azúcar en la sangre más fácilmente y puede mejorar su presión arterial y el colesterol (grasas en la sangre).

Si necesita perder peso, trate de hacerlo lentamente con el tiempo, alrededor de medio a un kilo por semana. Perder de 5 al 10% de su peso actual en el transcurso de un año es una meta realista.

Usted debe tratar de perder peso hasta que haya logrado y mantenido un índice de masa corporal dentro de la gama saludable, que es:

  • 5 – 24.9 para la población en general
  • 5 – 22.9 para personas de descendencia asiática

Si tiene un IMC de 30 o más, necesita un programa para perder peso, el cual debe formar parte de un programa intensivo de cambios en su estilo de vida.

Para saber si tienes sobrepeso, calcula tu índice de masa corporal (IMC). Puede encontrar calculadoras de IMC en el Internet.

Para ayudarle a lograr cambios en su comportamiento, usted puede ser referido a un nutricionista para una evaluación personal y consejos sobre dieta y actividad física.

Puede sacar una cita con un nutricionista llamando al 360-7400 o por internet en un momentito.

Alimentación saludable

Comer una dieta sana y equilibrada es muy importante si usted tiene diabetes. No hay nada que no debas comer pero tendrás que limitar ciertos tipos de alimentos.

Debes:

  • Aumentar la cantidad de fibra que consumes
  • Comer una amplia gama de alimentos – incluyendo frutas, verduras y algunos alimentos ricos en almidón como el arroz, el pan, los cereales y la pasta, preferiblemente del tipo integral
  • Mantener el azúcar, la grasa y la sal a un mínimo
  • Comer regularmente desayuno, almuerzo y cena todos los días – no se salte las comidas

Si su dieta está bien equilibrada, debe ser capaz de lograr un buen nivel de salud y mantener un peso saludable.

Lea nuestra guía para una alimentación sana.

Si necesita cambiar su dieta, podría ser más fácil hacer pequeños cambios cada semana. Si le resulta difícil cambiar su dieta, un nutricionista podría ser capaz de ayudar.

Actividad física frecuente

Es muy importante hacer ejercicio regularmente si tiene diabetes, ya que la actividad física disminuye su nivel de glucosa en la sangre.

Al igual que cualquier persona normal, usted debe tratar de hacer por lo menos 150 minutos (2 horas y 30 minutos) de actividad aeróbica moderada a la semana, como el ciclismo o caminar rápido.

Sin embargo, antes de comenzar una nueva actividad, hable primero con su médico o con su equipo de atención.

Dado que el ejercicio afectará el nivel de glucosa en la sangre, es posible que su equipo de atención tenga que ajustar su tratamiento con insulina o su dieta para mantener constante el nivel de glucosa en la sangre.

Lea nuestra guía para actividad física.

En el caso que estos niveles de actividad física no sean posibles, cualquier incremento en su actividad física será beneficioso para su salud y servirá como un comienzo para el futuro.

No fumar

Si usted tiene diabetes, su riesgo de desarrollar una enfermedad cardiovascular, tal como un ataque del corazón o un derrame cerebral, es mayor.

Además de aumentar aún más este riesgo, fumar también aumenta el riesgo de muchas otras afecciones graves relacionadas con el cigarrillo, como el cáncer de pulmón.

Si desea dejar de fumar, un médico le puede proporcionar asesoramiento, apoyo y tratamiento para ayudarle a dejar de fumar.

Limitar el consumo de alcohol

Si tiene diabetes y decide tomar alcohol, evite beber más de las cantidades diarias recomendadas y nunca beba alcohol con el estómago vacío.

Dependiendo de la cantidad que beba, el alcohol puede causar altos o bajos niveles de glucosa en la sangre (hiperglucemia o hipoglucemia).

Beber alcohol también puede afectar su capacidad para llevar a cabo el tratamiento con insulina o el monitoreo de glucosa en la sangre, por lo que siempre debe tener cuidado de no beber demasiado.

A los hombres y mujeres se les aconseja no beber regularmente más de 14 unidades a la semana. Averigüe qué es una unidad de alcóhol.

Cuidar sus pies

La diabetes puede reducir el suministro de sangre a sus pies y causar una pérdida de sensibilidad. Esto significa que:

  • Las lesiones en los pies no sanan bien
  • Usted puede que no note si su pie está adolorido o lesionado

Debe revisar sus pies todos los días.

Si tiene diabetes, corre mayor riesgo de desarrollar problemas en los pies, incluyendo úlceras en los pies e infecciones por cortadas y raspadas menores.

Esto se debe a que la diabetes se asocia con la mala circulación sanguínea en los pies, y la glucosa en la sangre puede dañar los nervios.

Las úlceras o infecciones que no se tratan a tiempo pueden conducir a la gangrena y a una amputación.

Para prevenir problemas en los pies, las cosas simples son importantes, como:

  • mantener las uñas cortas y lave sus pies diariamente usando agua tibia.
  • mantener los pies limpios y secos para evitar la infección
  • tratar de no salir descalzo para evitar golpes y cortadas
  • usar zapatos que se ajusten bien

Revise regularmente sus pies para saber si hay cortes, ampollas o raspadas, ya que tal vez no pueda sentirlos si los nervios de sus pies están dañados.

Consulte a su médico de cabecera si tiene una lesión menor en el pie que no comienza a sanar dentro de unos días.

Los días de incapacidad

Si necesita tomar insulina para controlar su diabetes, debería haber recibido instrucciones sobre cómo cuidarse a sí mismo cuando está enfermo.

Póngase en contacto con su equipo de atención de la diabetes o con un médico si no las ha recibido.

El consejo que se le dará será específico para usted, pero algunas medidas generales podrían ser que:

  • siga tomando su insulina – es muy importante no parar el tratamiento cuando está enfermo; su plan de tratamiento puede indicar si necesita aumentar temporalmente su dosis
  • pruebe su nivel de azúcar en la sangre más a menudo que de costumbre – a la mayoría de la gente se le aconseja comprobar el nivel por lo menos cuatro veces al día
  • mantenerse bien hidratado – asegúrese de beber un montón de bebidas sin azúcar
  • seguir comiendo – comer alimentos sólidos si se siente lo suficientemente bien, o carbohidratos líquidos como leche, sopa y yogur, si esto es más fácil
  • revise sus niveles de cetonas si su nivel de azúcar en la sangre es alto

Hable con su equipo de atención o con su médico si su nivel de azúcar en la sangre o cetona permanece alto después de tomar insulina, si:

  • no está seguro de si debe realizar algún cambio en su tratamiento
  • usted desarrolla síntomas de cetoacidosis diabética
  • usted tiene otras preocupaciones

Más información:

Problemas causados por la diabetes

Causas de la diabetes tipo 2

¿Cómo prevenir la diabetes?

Diagnóstico de la diabetes tipo 2

Cuidado personal para diabéticos

Chequeos rutinarios para diabéticos