Chequeos rutinarios para diabéticos

Pague solamente un co-pago del 25% en sus exámenes de radiología y laboratorio con el Plan Médico Santa Fe.

Contacto con su médico

Como la diabetes tipo 2 es una condición a largo plazo, usted debe estar en contacto regular con su médico. Su médico de cabecera o el equipo de atención tendrá que revisar sus ojos, pies y nervios con regularidad, ya que también pueden verse afectados por la diabetes.

También debe someterse a exámenes periódicos, al menos una vez al año, para revisar lo bien que se está controlando su diabetes.

Se tomará una muestra de sangre de su brazo y se llevará a cabo la prueba de hemoglobina glicosilada (HbA1c). Esta da sus niveles de glucosa en la sangre durante los últimos dos o tres meses.

Medidas preventivas

Se les aconseja a las personas con enfermedades crónicas, como la diabetes tipo 2, que se vacunen contra la gripe cada año.

El Hospital Santa Fe ofrece vacunas cada año, patrocinadas por el gobierno nacional.

También se recomienda una vacunación neumocococal, que protege contra una infección grave en el pecho llamada neumonía neumocócica.

Esta vacuna tiene que solicitarla con tiempo en el Departamento de  Enfermería ya que hay que pedirla al ministerio.

Revisarse el corazón

Usted debe chequearse el colesterol (una grasa en la sangre) y la presión arterial al menos una vez cada 6 meses.

La diabetes aumenta su riesgo de desarrollar una enfermedad del corazón y un derrame cerebral por lo que es importante detectar y controlar la presión arterial alta y el colesterol alto.

Si ya está recibiendo tratamiento para el colesterol alto y la presión arterial alta, siga tomando su medicamento.

La diabetes también empeora los efectos dañinos del cigarrillo en su corazón. Busque ayuda para dejar de fumar.

Chequear sus pies

Sus pies deben ser revisados cada año por su médico de cabecera, enfermera de diabetes o podólogo. Esté en contacto regular con especialistas en cuidado de los pies (un podólogo) para que cualquier problema pueda detectarse temprano.

Si tiene diabetes, corre mayor riesgo de desarrollar problemas en los pies, incluyendo úlceras en los pies e infecciones por cortadas y raspadas menores. Esto se debe a que la diabetes se asocia con la mala circulación sanguínea en los pies, y la glucosa en la sangre puede dañar los nervios.

Revise regularmente sus pies para saber si hay cortes, ampollas o raspadas, ya que tal vez no pueda sentirlos si los nervios de sus pies están dañados.

Hable con su médico de cabecera o enfermera de diabetes si nota cualquier cambio en sus pies, incluyendo:

  • Cortes, raspones o ampollas
  • Dolor u hormigueo
  • Pies entumecidos o que no sienten
  • Una lesión menor en el pie que no comienza a sanar dentro de unos dí

Hable con un médico o enfermera para aprender cómo debe cortarse las uñas de los pies.

Examen de los ojos para diabéticos

Si usted tiene diabetes tipo 2, usted debe examinarse los ojos una vez al año para comprobar si hay retinopatía diabética.

La retinopatía diabética es una afección del ojo donde los vasos sanguíneos pequeños en el ojo se dañan.

Puede ocurrir si su nivel de glucosa en la sangre es demasiado alto durante un largo período de tiempo (hiperglucemia). Si no se trata, la retinopatía puede conducir a la pérdida de la vista.

Las personas con diabetes también deben visitar una óptica cada dos años para una prueba regular de la vista. El examen de los ojos para diabéticos es específicamente para la retinopatía diabética y no para otras condiciones oculares.

El embarazo y la diabetes

Si usted tiene diabetes y está pensando en tener un bebé, es una buena idea discutir esto con su médico o su equipo de atención.

Planificar su embarazo significa asegurarse de que sus niveles de glucosa en la sangre estén controlados lo mejor posible antes de quedar embarazada.

Para reducir el riesgo de defectos de nacimiento, tendrá que controlar estrictamente su nivel de glucosa en la sangre, especialmente antes de quedar embarazada y durante las primeras ocho semanas del desarrollo de su bebé.

También debe:

  • revisar sus medicamentos – algunas tabletas usadas para tratar la diabetes tipo 2 pueden dañar a su bebé, por lo que puede que tenga que cambiar a las inyecciones de insulina
  • tomar una dosis más alta de tabletas de ácido fólico – el ácido fólico ayuda a prevenir que su bebé desarrolle problemas de la médula espinal y se recomienda que todas las mujeres que planean tener un bebé tomen ácido fólico; a las mujeres con diabetes se les aconseja tomar 5 mg cada día
  • revisar sus ojos – la retinopatía, que afecta a los vasos sanguíneos en los ojos, es un riesgo para todas las personas con diabetes; como el embarazo puede ejercer presión adicional sobre los vasos pequeños en los ojos, es importante tratar la retinopatía antes de quedar embarazada

Su médico de cabecera o su equipo de atención puede darle más consejos.

Más información

Problemas causados por la diabetes tipo 2

Causas de la diabetes tipo 2

Cómo prevenir la diabetes

Diagnóstico de la diabetes tipo 2

Cuidado personal para diabéticos